Ganges, donde la religión y la higiene se venden por separado

Si bien la religión nunca va a estar de acuerdo con la ciencia, ni la lógica nunca va a ser aplicada a las creencias, tampoco podemos pretender sobrepasar por encima de las religiones personales aplicando metodologías obligatorias sobre sus prácticas tal y como se suele hacer con la brutalidad de los Testigos de Jehová y su creencia de no recibir ni donar sangre…total, que se muera mi hijo pero mi religión no la voy a traicionar (?)

La escalofriante imagen que vemos fue tomada en Haridwar, ciudad sagrada a orillas del Río Ganges, India.
Desde tiempos inmemoriales el río ha sido considerado una deidad por los hindúes, que lo adoran como a la diosa Ganga (porque era muy barato ofrendarle?).
La foto muestra en primer plano a un hombre a la orilla del río juntando agua en un bidón para su consumo, mientras que entre las translúcidas aguas se aprecia la silueta de un cadáver sumergido. En la ciudad de Haridwar es costumbre entregar los cadáveres de los santones al río Ganges. Los habitantes de la zona creen que el sagrado río purificará las aguas, por lo que no dudan a la hora de emplearlas para sus necesidades diarias.

La imagen es obra de Praveen Elayi, y apareció publicada el pasado 4 de mayo en la sección Your Shot de National Geographic.