El bebé cantor…

La verdad me quedé con cara de WTF cuando ví este video y por otro lado me pareció muy gracioso, sobre todo los cambios de tono que hace el nene como si supiera lo que realmente está haciendo. Bueno, este pibito chileno sinceramente, canta mejor que muchos que yo conozco…

Gata adopta patitos

Como bloggers les habrá pasado a algunos de encontrarse en esos días en que no se les ocurre nada para postear y hoy, es uno de esos días para mí. Así que…como no tengo ganas de escribir sobre Tecnópolis (la nueva “feria” tecnológica en Argentina), decidí postear un video de gatitos…y patitos.

Anecdotitas al por mayor…

 

Hoy estuve haciendo memoria de anécdotas que no incluyeran sangre, deposiciones o inflamaciones… y no hay mucho que digamos. O sea: podría contarles de cuando iba a comprar en bicicleta y volvía revoleando la bolsa y silbando y cuando llegaba a mi casa mi mama me decía “ y la bici?” y yo recién ahí me daba cuenta que la había dejado en el negocio

nota del autor: ya se que cuando leyeron la pregunta de mi mama todos dijeron “ ¿y candela?”

 

O también les podría contar de cuantas veces se me metía la bolsa de mandados con la carne picada adentro de los rayos ( las veces que recordaba agarrar la bicicleta) y me tenía que volver con la bici en andas

O incluso podría contarles de la vez que estábamos con mi primo y mi hermana sentados uno al lado del otro y mi primo de 6 años fue al baño, y al volver yo me había acostado sobre su silla y la mía al mismo tiempo; y me dijo “ Salí porque te hago pis” y yo me reí y entonces se sentó sobre mi ( y pesaba alrededor de 60 kilos así que no me lo podía sacar de encima ) y se hizo pis encima, incluso mojándose toda su ropa pero aun así empapándome a mi…

Pero imagínense que contar eso seria un post muy chico y bajaría el promedio de calidad que llevo

si si… lo bajaría aun más

 

así que después de pensar un poco, y viendo que no se me ocurría nada bueno, decido postear lo menos malo, que tiene que ver con mi espíritu PYME ( que en este caso significa Pequeña Y Mediocre Empresa)

De lo primero que tengo memoria es de cuando iba a 3º grado. Mi mama empezó a notar que me daba un alfajor para que comiera en el recreo y yo volvía con 2 alfajores y 3 chupetines. Otro día me daba una bolsa de palitos, y yo volvía con 2 titas, 1 chupetín y la misma bolsa de palitos…

Después de interrogarme un poco ( yo no creia tener nada que esconder) fue a hablar con mi maestra para decirle que en los recreos en vez de salir a jugar, me quedaba en el salón haciéndole las sumas y restas a mis compañeros a cambio de sus golosinas ( en ese tiempo tenia una asombrosa habilidad con los números)

El problema es que mi coeficiente quedó como el de un nene de tercer grado

 

Otro recuerdo que me viene a la mente no me daba ganancias tangibles… digamos que me aprovechaba de la mano de obra barata

aclaración: Yo pase mi infancia en chile ( de los 2 a los 6 años) cuestión q más o menos a los 8 o 9 años ( ya viviendo en argentina) tenía convencidos a mis amigos de la cuadra que en chile no se hablaba español sino chileno, que era un idioma diferente

 

En casa teníamos tanque de agua, pero no agua corriente ni bomba a motor, así que llenábamos el tanque con la bomba sapo. A veces pasaba que estábamos jugando y mi mama me llamaba para que llenara el tanque, así que les decía a mis amigos que si lo llenábamos entre todos íbamos a terminar más rápido y podríamos seguir jugando. Como es de esperarse yo me proponía para bombear último, entonces antes de empezar a bombear el primero de mis amigos , yo explicaba los términos y condiciones de la bombeada…

Yo: ¿bombeamos 30 veces cada uno?

Todos: dale

Yo: Ok… yo cuento… ¿pero cuento en español o en chileno?

En este momento la cara se les iluminaba porque les gustaba aprender sobre la cultura trasandina…

Todos: en chileno en chileno!!

así que yo empezaba a contar los bombazos…

Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, nueve, diez, once, doce […] diecisiete, dieciocho, diecinueve, diecidiez, diecionce, diecidoce, diecitrece […] diecidieciocho, diecidiecinueve, veinte etc. etc.

De más esta decir que yo no llegaba a bombear nunca ya que entre los primeros dos o máximo tres llenaban el tanque…

 

En fin: esto ya se hizo más largo de lo que soportan sus mentes, queridos lectores… igual no había mucho más que contar. Se habrán dado cuenta que de chico era bastante vivo ( después se me paso)

Igual mi hermana era mas viva que yo, pero se los cuento en el próximo post… háganme acordar!

Anécdota: El dia que me hice el Juan Martin del Potro

La ecuación es simple: si tenés una empleado con nada de trabajo, le sumamos las ganas de postear algo ( la calidad del posteo es inversamente proporcional al tiempo que pase sin postear) le restamos los últimos posteos de ElPerro que son todos sobre tecnología y no se me ocurre como mofarme de eso, lo dividimos en la vida tan monótona que estoy llevando que no me pasa nada interesante para contar y multiplicamos el esfuerzo de hacer memoria; nos da como resultado un post de esos que he dado en llamar: “Anécdota:” el capitulo de hoy: “ El día que me hice el Juan martín del Potro

No voy a empezar diciendo “corría el año…” porque no tengo ni la mas pálida idea de en que año paso esto, pero debo haber tenido 10 u 11 años (tranquilamente pude haber tenido 8 o 9… pero vaya uno a saber…) cuestión que estábamos mi primo ( 3 años mayor, creo) mi hermana ( 2 años menor… de eso estoy seguro) y yo jugando a la paleta en el patio de mi casa. Usábamos como red el cordel de la ropa, para jugar, un par de esas paletas viejas, tipo de frontón, de madera gruesa y la alcanza-pelotas era mi hermana, ya que jugar al tenis de a 3 es medio complicado y la teníamos que incluir en el juego así no nos retaban. Cuestión que en un momento alguien pego un paletazo para cualquier lado y la pelota se fue lejos. La alcanza-pelotas salio corriendo y ahí quedamos mi primo y yo, en lo que algún día seria el comienzo de una anécdota de Internet

Mi primo miró a un costado suyo y vio un frasco vacío en el suelo, de esos de mayonesa; q no tengo idea que hacia ahí en el piso. El muy vivo no tuvo mejor idea que agarrar el frasco ponerlo sobre la paleta y lanzarlo hacia mi al grito de “vaaaaaaaa”

Nota al lector: en circunstancias normales, el receptor de la pelota-frasco se correría del camino del elemento contundente y fin de la historia; o si queremos ser jodidos y esperar lo peor, el incauto receptor se anula ante el miedo y recibe un pelo-frascazo en la cabeza lo que le deja un Chichón. Todos se ríen mientras ladean la cabeza cual comedia yankee de los 80´s  y fin de la historia… pero recuerde de quien estamos hablando acá…

 

Al ver el elemento contundente acercarse a mí, cortesía del anteriormente nombrado astuto primo, mi reacción fue la más obvia (según mi criterio, que era similar al de Karina Olga): le pegué el raquetazo de mi vida ( nótese que la astutez es algo familiar).

El mencionado frasco explotó literalmente hablando en mil pedazos (pueden haber sido 957 o 976 pedazos… ya saben que mi memoria no es excelente) pero si recuerdo claramente que caí de espaldas al piso, posiblemente por la fuerza expansiva de la explosión del frasco.

Una  milésima de segundo despues, abrí los ojos y tenia a mi primo mirándome espantado y pálido (él era el espantado y pálido) Me incorpore atontado, me sacudí los pedazos de vidrios de la ropa y me levante. Al levantar la vista, de pronto ví que se ponía todo rojo: un delgado hilo de sangre corría por dentro de mi ojo… tenía un vidrio clavado…

muy relajadamente, pero a paso firme, fui a mi casa para decirle a mi mama del contratiempo. Antes de entrar, frené en seco en la puerta y recordé que estábamos afuera porque mi mamá estaba limpiando los pisos, así que antes de entrar, puse mi mano bajo el ojo, a modo de tacita, no fuera que cayera sangre al piso y me retaran…

Mi primo que ya de blanco había pasado a transparente, fue corriendo a buscar a mi papá, volvió en 1.2 minutos (y eso que eran como 7 cuadras) y me llevaron al medico: estuve a dos milímetros de perder el ojo.

Ya se… el remate de la historia no es reee gracioso… aunque esta bueno que el final no sea “ y desde ese día mis amigos me dijeron EL PIRATA

Lo positivo de la historia es que mi hermana encontró la pelota que se había ido, ese año mi primo ganó la competencia local de los 200 metros llanos y yo aún conservo ese lindo ojito verde que pueden ver en mi avatar

PD: donde dice “astutez” tambien puede decirse “astutitud” “astutamiento” “astutancia” o “astutación

Damas Gratis Y A Geder – La Rubia Tarada

Bueno si. Me puse en plan de negro cabeza y vamos a romper la tradición con algo de Damas Gratis y el grupo A Geder con un tema muy grasa pero con toda la onda. La rubia tarada y no tiene nada que ver con “Sumo”.

Te guste o no la cumbia villera, tenés que escuchar este tema 😀

Dicho sea de paso, este tema se lo dedico a un par de compañeras de trabajo y alguna que otra twittera calientapijas que anda por ahí.