Yo les advertí…Fibertel cierra

Reuerdo que hace algunos días atrás avisé al público de mi blog sobre una noticia recibida por medio de un periodista del diario La Nación que daba cuenta de la nueva resolución del Estado Nacional en suspender a la empresa Cablevisión (del Grupo Clarín) para ofrecer el servicio de banda ancha Fibertel. Nadie me hizo caso entonces y hoy vemos en los noticieros la noticia de que el servicio que ofrecía Cablevisión será suspendido en otro round de la eterna pelea Gobierno vs. Grupo Clarín

Quejas por lo que consideran una decisión arbitraria, apelaciones a los derechos del consumidor avasallados por la medida, preocupación por un nuevo avance oficial contra un grupo comunicacional y, también, críticas al supuesto combate contra la concentración para favorecer en realidad a sistemas monopólicos. La mayor parte de los comentarios recibidos por Clarín.com se expresaron claramente en contra de la decisión de la administración kirchnerista de prohibir a la empresa Cablevisión ofrecer conexión de Internet a través de Fibertel.

Por resolución del Gobierno, Fibertel no podrá seguir vendiendo servicios de acceso a Internet

El Gobierno le dijo NO al grupo Clarín, y que tiene 90 días para cerras sus puertas y que los usuarios de este ISP, comiencen a migrar a otro proveedor.

El gobierno gana y clarin pierde, dijo el ministro.
La Secretaría de Comunicaciones resolvió la caducidad de la licencias para proveer de banda ancha. La medida afectará a 1 millón de usuarios.

Más de un millón de usuarios deberán elegir un nuevo proveedor de Internet
La supuesta resolución ordenaba, siempre según la agencia estatal, que Cablevisión debería “abstenerse de contratar nuevos usuarios o modificar los servicios que se están dando”.

Esa información se conoció la misma semana en que, en su calidad de vicepresidente de la Asociación de Empresarios Argentinos (AEA), el máximo ejecutivo del grupo Clarín, Héctor Magnetto, participó de una reunión de esa entidad y la Unión Industrial Argentina (UIA). Magnetto también fue anfitrión en su casa de un encuentro de los principales dirigentes del Peronismo Federal y de Pro, dos fuerzas políticas opositoras.

La empresa dijo entonces a LA NACION: “Se trata de una medida claramente abusiva y enmarcada en el plan de trabas y hostigamiento administrativo del Gobierno contra Cablevisión. La resolución es violatoria de los derechos de la empresa como continuadora universal de Fibertel. Esta absorción societaria se realizó en 2002, mucho antes de la fusión con Multicanal, y fue aprobada por la Inspección General de Justicia (IGJ), que es el organismo competente para este tipo de operaciones”.

Fuente: Ya ni me acuerdo…Creo que Infobae y Diario La Nación

Ahora, por mi parte yo recomendaría comenzar a contratar abogados a aquellos que posean una dirección de email con el dominio Fibertel ya que esto, en caso de ser una dirección laboral o que posea números de cuentas bancarias, asociaciones con cuentas de Internet o datos relevantes para el desarrollo profesional, se verán obligados a cambiarlas y aquellos que no lo hagan, obviamente perderán acceso a sus datos importantes como cuentas de sitios de ventas (Mercado Libre, deRemate), pagos electrónicos (Paypal, AlertPay, CuentaDigital, DineroMail), etcétera…

No se si ustedes lo ven, pero justo debajo del título figura una publicidad de Movistar 3G…Muy conveniente :P

Ahora nos quieren alimentar con basura?

Yo soy nacionalista, creo en mi país y por eso no me fuí cuando tuve la oportunidad pero sinceramente, esto ya no tiene gollete. No podemos prohibir lo que viene de afuera solo porque tenemos que “resguardar el mercado local”. El mercado local pretende cobrarte fortunas por una latita de tomates mientras que un sachet de puré de tomates italianos cuesta menos (y a veces mucho menos) que uno nacional.

La industria nacional es abusiva para con sus consumidores e incluso, estas medidas pueden generar un monopolio gubernamental y corporativo de alimentos tal y como quisieron hacerlo en su momento con las aerolíneas al nacionalizarlas.

Por qué digo eso?…
Porque recién leía una nota de Diario Uno que destacaba lo siguiente…

BUENOS AIRES– Un proyecto del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, para prohibir la importación de alimentos no producidos en el país levantó ayer polvareda entre sectores empresariales, que salieron a advertir sobre el impacto inflacionario que tendría esa medida. La iniciativa busca impedir el ingreso al país de alimentos que tengan un equivalente nacional, con el fin de proteger la producción local.
El objetivo será fortalecer el aparato productivo nacional, pero puede dejar a la Argentina en una situación delicada ante el resto de los países, que podrían adoptar represalias comerciales y ponerle barreras a la entrada de productos locales.

El secretario de Comercio les informó en los últimos días a las principales cadenas de supermercados la decisión de impedir el ingreso de alimentos importados que tengan un equivalente de producción nacional, reveló el diario La Nación.

La orden impartida por Moreno fue que, a partir del 1 de junio próximo, las góndolas de los supermercados argentinos sólo ofrecerán productos fabricados en el país.

La restricción regirá para una larga lista de artículos, desde las pastas italianas hasta las cervezas alemanas, pasando por el aceite de oliva español o el chocolate suizo.

“Mientras haya un fabricante nacional, no hay razón para trabajar con un producto importado. El que quiera seguir trayendo palmitos o ananá no va a tener problemas, pero no vamos a permitir que se sigan importando jamón crudo italiano o chocolates desde Europa”, sostuvo Moreno en forma verbal ante distintos interlocutores supermercadistas.
Incluso, el secretario de Comercio Interior también le habría sugerido a la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) trabar el ingreso de productos importados.
Este organismo es el encargado de emitir un certificado de libre circulación indispensable para el ingreso de un alimento importado en el país.
Mariano Caucino, titular de la Asociación de Dirigentes de Empresa (ADE), advirtió que el proyecto del secretario de Comercio de cerrar las importaciones de alimentos “sólo generará más inflación”.
“Una vez más, Moreno recurre a su manual económico medieval y con sus medidas termina protegiendo a los ricos”, afirmó.
Caucino sostuvo que “reducir la oferta de productos implica menos competencia y menos calidad”, y dijo que eso constituye “todo lo contrario a una política auténticamente popular”.
Para el titular de la ADE, el Gobierno “confunde nacionalismo de medios con nacionalismo de fines”, y recomendó “leer a Frondizi, que nos enseñó la diferencia entre la demagogia nacionalista y la verdadera política popular”.
“No tiene nada de malo comprar productos importados, si estos son mejores y más baratos”, afirmó, a la vez que sostuvo: “¿Acaso los chinos son poco nacionalistas por comprar soja en el exterior?”.

“Los empresarios debemos reconocer que la inflación es el principal problema de los argentinos, y la inflación se combate con mas competencia”, recordó el presidente de la ADE.

En tanto, los supermercados se quejan de que la prohibición para importar alimentos significa un cambio en las reglas de juego, ya que, hasta el 2009, la política que impulsaba Moreno era que las cadenas podían traer del exterior los artículos que quisieran siempre que mantuvieran un balance entre importaciones y exportaciones.

Estamos frente a un caos gubernamental y la única salida la tenemos en las urnas. No sean tan pelotudos de volver a votarlos.

Fuente: Diario Uno