Dicen las malas lenguas…

El idioma español tiene alrededor de 400.000 palabras. Las mujeres al día dicen unas 20.000 palabras mientras que los hombres dicen alrededor de 7.000. Pero nadie ha hecho un estudio sobre cuantas de esas palabras que decimos por día se repiten…
Y digo esto porque me he dado cuenta que cada vez repetimos más y más las mismas palabras sin sentido, porque hablamos sin saber, o incluso porque nos hemos acostumbrado a hablar mal. Y he aquí algunos ejemplos…

“Nada”

 He llegado hasta tu caaaaasa, yo no se como he podiiiiido.  Si me han dicho que no estas, que ya nunca volverás, si me han dicho que te has iiiiiidoooooo… nada nada queda en tu casa nataaaaaal

Que tiempos aquellos de tangueros cuando “nada” era una palabra profunda y llena de emoción que representaba la falta de algo (en este caso de su amada)

Ahora escuchas a alguien hablar y de la boca le sale esto:

“y nada. Salimos de la casa de José y nos fuimos a dar unas vueltas. Y nada. Nos encontramos con Alicia y nos dijo que nada, que había roto con su novio porque él le dijo que necesitaba un tiempo y nada, ella le dijo que se fuera a freír espárragos”

Me es difícil no ponerme histérico cuando alguien me dice que no paso nada, y después me cuenta algo. Quizá sea culpa de Soda Stereo que en realidad quiso decir que era “Algo personal”

Las vocales
Quizá sea porque fue lo primero que aprendimos… yo me acuerdo de estar en primer grado con un punzón y papel glasé pegando pedacitos de papel brillante en una letra “A” grandota… o dibujando animales cuyo nombre empezara con cada una de las vocales… Será que le tomaron asco? Porque la gente evita el uso de las vocales?
Yo te entiendo que en un mensaje de texto me pongas

Ns vems a la trde n lo d Jse

…Porque te pasas dos letras y tu prestadora te cobra $2 mangos más pero, qué necesidad hay de poner en Factbook como estado:

“L gnte me tien cansd. Sn tdos hipcrits y n dia d stos me cnso y cierr la cta”

¿Te pensás que Facebook te cobra por letra? ¿Estas escribiendo en clave para que nadie sepa que querés decir? Ojo… quizá me quejo de lleno y en realidad lo que pasó es que se les rompió el teclado

“arre”
Esto le toca la fibra a los mas jóvenes o a los que tenemos hijos. Yo sabia que la vida es cíclica, pero nunca imagine que volveríamos a los tiempos de las cosechas y los arados con tracción a sangre… Yo soy un pibe, pero se que nuestros abuelos salían a trabajar el campo al grito de “aaaaarre” para azuzar a los caballos. Hoy en día nuestros muchachitos conversan entre ellos:

“- Che, tenes la figurita que me falta?

+ si! Te la cambio por 50 tuyas… ARRE!!

– ARRE! Te la cambio por 5 nomás, y sino te la robo cuando estés distraído… ARRE!

+ ARRE!! ”

Por ahí mechan un “arre!” con un “arre güe!”

Después de mucho analizar he llegado a la conclusión de que lo que quieren decir es  “AH, re ***” donde *** puede ser algo como ” Ah, re chanta el flaco!” (Viendo el ejemplo de las figuritas) y el “güe” sería “bueeeena” Otra opción es que en la evolución estamos perdiendo neuronas que creemos que ya no necesitamos.

“Coso”
Quien no ha ido a una ferretería y se ha presentado frente al ferretero diciendo:
“Buenos días… esteeee… mira. Estoy necesitandooooo el cosito ese que se pone en… ¿viste el cosito ese que tiene arriba un coso…?”

El famoso cosito...
Si yo fuera ferretero, no solo tendría el cartel pegado en mi ventana, sino que tendría una sartén a mano para darle un sartenazo al que me pida un “coso” (y eso que yo mismo me he visto pidiendo cosos)

Pero el idioma “cosaco” no se limita solo a las ferreterias… más de una vez en casa nos han dicho (o hemos dicho)

– me alcanzas el coso de debajo de la mesada de la cocina?
+ ¿Qué coso?
– el coso grande!
+ (menos mal que me lo aclaraste)

Después podríamos hablar de los acentos, o de las faltas de ortografía (aunque algunos mas que ortografía tienen “rotografía”) pero este post se esta extendiendo más de lo que me deja el perro…

Y bueno, nada. Por ahí otro dia m dedike a chrlar d esos tems. Hoy ya escribí más que La Biblia, ARRE. No se olviden de dejar un coso abajo o darle al botón de coso

ATTE. Francoporaire