Cablevisión no podrá ofrecer banda ancha por orden del Estado

El Gobierno anunció que le prohibirá a Cablevisión, la operadora de televisión paga del grupo Clarín, ofrecer el servicio de acceso a Internet utilizando las licencias de Fibertel, empresa que fue absorbida por la compañía de cable en un proceso de fusión que se aprobó en 2007.

Según una información difundida por la agencia Télam, la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC), detrás de la cual estaría la mano del todoterreno secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, “daría a conocer en las próximas horas” una resolución que ordena a Cablevisión “abstenerse” de ofrecer el servicio porque es una “distribuidora de TV por cable y no cuenta con licencia para operar en el área de las telecomunicaciones”.

La supuesta resolución, que presumiblemente se publicará la semana próxima en el Boletín Oficial, ordena que “Cablevisión deberá abstenerse de contratar nuevos usuarios o modificar los servicios que se están dando”. En la interpretación del Gobierno, Fibertel “está disuelta como persona jurídica” y, como la absorbió Cablevisión, ésta pretendería ofrecer un servicio que no tiene permitido de acuerdo con las normas vigentes.

La medida se difunde la misma semana en que, en su calidad de vicepresidente de la Asociación de Empresarios Argentinos (AEA), el máximo ejecutivo del grupo Clarín, Héctor Magnetto, participó de una reunión de esa entidad y la Unión Industrial Argentina (UIA), en la que los empresarios reclamaron respeto por la actividad privada. Magnetto también fue anfitrión en su casa de un encuentro de los principales dirigentes del Peronismo Federal y de Pro, dos fuerzas políticas opositoras.

La empresa respondió lo siguiente: “Se trata de una medida claramente abusiva y enmarcada en el plan de trabas y hostigamiento administrativo del Gobierno contra Cablevisión. La resolución es violatoria de los derechos de la empresa como continuadora universal de Fibertel. Esta absorción societaria se realizó en 2002, mucho antes de la fusión con Multicanal, y fue aprobada por la Inspección General de Justicia (IGJ), que es el organismo competente para este tipo de operaciones”.

La fusión de Cablevisión y Multicanal, que se anunció en septiembre de 2006 y dio origen a la mayor empresa de televisión paga de la región, también incluyó otros emprendimientos vinculados con ambas compañías: Fibertel, el proveedor de acceso a Internet vía cable módem de banda ancha; Teledigital, operador de cable del interior del país, y Prima, empresa de acceso a Internet dueña de Flash (banda ancha), Ciudad Internet ( dial up ) y Fullzero (proveedor gratuito).

Aquella fusión fue aprobada pocos meses después por la Secretaría de Comercio Interior y la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC). Casi cuatro años después, el Gobierno considera ahora que aquellas compañías no pueden integrar todas sus operaciones.

No es la primera medida de este tipo que da marcha atrás con beneficios concedidos en su momento a Cablevisión. La CNC, organismo que responde directamente a Moreno, impuso el mes pasado multas de $ 2,5 millones a Cablevisión y Multicanal “por haber concertado un reparto de mercado en la ciudad de Santa Fe en relación con el servicio de televisión por cable”, lo que afectó la competencia.

Antes, en más de una oportunidad, el Comité Federal de Radiodifusión (Comfer) resolvió quitarle a Cablevisión las licencias para operar en varias ciudades del país con el argumento de que no puede tener más de un permiso por localidad.

Fuente: La Nación

8 Comments

  1. Pingback: Bitacoras.com

Leave a Comment.